Evangelio de Hoy... Predicas Cristianas

No permitas ser moldeado por el mundo

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico: 1 Pedro 1.13-16 «Por lo cual, teniendo los lomos de vuestro entendimiento ceñidos, con templanza, esperad perfectamente en la gracia que os es presentada cuando Jesucristo os es manifestado: 14 Como hijos obedientes, no conformándoos con los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; 15 Sino como aquel que os ha llamado es santo, sed también vosotros santos en toda conversación: 16 Porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo

Introducción

Hermanos, estamos aquí para mostrar lo bueno que es Dios, y las grandes cosas que hace en nuestras vidas, todos los días. Sin embargo, muchas veces nosotros somos los que no reconocemos. Una vez escuche a un Pastor decir un chiste en el púlpito, fue un momento muy ameno para todos. Pero analizándolo un poco, la idea del chiste era hacernos ver, la forma en la cual estamos viviendo. Muchas veces intentamos cambiar a otros, porque vemos que no están bien. Sin embargo, somos muy pocos los que aceptamos una “llamada de atención” con humildad y amor.

Es necesario decir que esto suele suceder a todas las personas incluidos creyentes, los cuales no quieren ser molestados. No quieren ser cambiados porque sus ideales, sus convicciones y sus mentalidades son fijadas. Están preestablecidas en un patrón, en el cual no hay más argumento del que ya está establecido. En el ámbito espiritual muchos creyentes han adoptado vivencias mundanas como santas, han tergiversado lo malo como bueno; simplemente por sus deseos de poder y egoísmo banal.

Entendiendo la palabra de Dios

La mejor manera de entender la palabra de Dios, es hacer un poco el recuento de la historia y saber porque se escribió esta carta, mucha información data que esta carta fue escrita después de la resurrección de Jesucristo y fue tutelada a todos los creyentes que estaban diseminados, esto lo afirmamos en el siguiente pasaje de la Biblia 1 Pedro 1.1, el cual dice así: “Pedro, apóstol de Jesucristo, a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia.”

Este suceso nos hace ver, la persecución que comenzó a tener la Iglesia Cristiana, la cual tuve que dejar todo lo que tenían para poder escapar y sobrevivir, es por esto que Pedro escribe esta carta a todos aquellos grupos de personas que estaban siendo acusados, vituperados y que estaban en tribulación; por no ceder a las demandas del mundo, sino; por mantener su convicción de cristianos.

Leamos un pasaje más para ir dando forma a este mensaje, por favor leamos 1 Pedro 1.6-7: “En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.

Propósito dado por Dios

Es preciso decir que Pedro escribió esta carta con un propósito dado por Dios, Fe… Pedro, sabía que por ser cristianos sus vidas estarían en constante tribulación y desánimo, en amargura y dolor; y que esto causaría que el Pueblo Escogido por Dios se comience a apartar de la enseñanzas de Jesús.

En el versículo de estudio, notamos que Pedro dice: dice “Por lo cual, teniendo los lomos de vuestro entendimiento ceñidos, con templanza, esperad perfectamente en la gracia que os es presentada cuando Jesucristo os es manifestado”, para nosotros puede ser solo un versículo definiendo algo, pero; transportemos un momento al tiempo de Pedro y reflexionemos un poco en estas palabras.

Haremos una analogía para entender un poco mejor este pasaje, por favor leamos Levítico 24:19-20Y el que causare lesión en su prójimo, según hizo, así le sea hecho: 20 rotura por rotura, ojo por ojo, diente por diente; según la lesión que haya hecho a otro, tal se hará a él.”

Ahora si tenemos una conclusión, la respuesta a esto es fácil, venganza. El pueblo estaba acostumbrado, a solucionar sus dificultades con mucha hostilidad, en represalia a la recibida. Sin embargo, Jesús en sus enseñanzas, nunca priorizo la venganza.

Es más, toda su enseñanza fue de amor y perdón. Veamos un momento este pasaje que nos puede ilustrarnos mucho mejor lo que estamos acotando, por favor leamos Mateo 5.38-39Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. 39 Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra”, nótese la diferencia, indiscutible verdad.

Obtener victoria sobre las tribulaciones

Hermanos, Pedro nos indica tanto a nosotros como al Pueblo, es que si pensamos en obtener victoria sobre las tribulaciones, es que debemos orientarnos en nuestra salvación y no en la razón que tengamos en ese momento.

Nuestro enfoque debe verse en todo lo bueno y lo maravilloso que Dios nos brinda y no afligir nuestra mente con las cosas malas, la Biblia nos dice que debemos enfocarnos en las cosas positivas, para ello leeremos un Filipenses 4.8Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”. Por ello todos debemos cambiar nuestra manera de pensar.

Siguiendo con nuestro estudio, leemos: “Como hijos obedientes, no conformándoos con los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia”, ahora bien, nuestra vida cristiana nos demanda a ser diferentes y nos exhorta diciendo: “no conformándoos con los deseos que antes teníais”.

Dios nos dice que debemos buscar su bendición, que debemos buscar nuestra superación. Nuestro Señor nos dice déjate guiar, y te bendeciré por ser fiel. Sin embargo, también nos dice cómo debemos estar, y la manera que Él desea es demostrando un cambio total en nosotros, un cambio físico no solo en nuestra imagen y forma de ser, sino; aún más profundo, nos llama incluso a dejar todo lo que tenemos, todo lo que poseemos, para seguirlo a donde Él quiere que estemos.

Moisés

Un relato Bíblico que todos conocemos y dio prueba de lo que estamos hablando, es lo que se sucedió a Moisés, el cual tuvo que dejar todas sus comodidades en el palacio junto al Faraón, para volverse un esclavo sin bienes, sin prestigio, sin propiedades y ejercer la voluntad de Dios, la cual era “liberar” al Pueblo hebreo del sometimiento egipcio.

Esta referencia la podemos encontrar en nuestras Biblias en el Libro de Éxodo 3.10 el cual leeremos a continuación: “Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo, los hijos de Israel”.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.