Predicas Cristianas.. ¿Quién define nuestro destino?

¿Quién define nuestro destino?

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas

El Evangelio de Hoy… Lectura Biblica: Efesios 1:4-5

Introducción

¿Alguno de ustedes cree en el destino? ¿Será que nuestro destino ya está escrito? ¿Quién define nuestro destino? ¿Alguien conoce su destino? ¿Nuestro destino se va escribiendo conforme a las acciones que hacemos día con día?

El tema del destino es tema muy controversial en el mundo. Incluso hay muchas películas que tratan de explicar qué es el destino. Pero esas películas, libros y documentales que hablan sobre el destino plasman la idea del autor. Nosotros como cristianos también creemos en el destino, pero no como el que el mundo actual cree que se establece nuestro destino.

¿Alguien conoce su destino?

En el poco tiempo que nos queda estudiaremos un poco sobre el destino de 2 jovencitos. Ellos fueron predestinados aún antes de nacer. ¿Se imaginan de quién vamos a hablar?

La historia del primer jovencito se encuentra en el Evangelio según San Lucas capítulo 1. Vamos a leer 1:13–17. Así es, a Juan el Bautista se le dio un destino aún antes de que fuera concebido. ¿Cuál era el destino de Juan?

  • Gran hombre delante de Dios
  • No iba a tomar vino ni licor
  • Sería lleno del Espíritu Santo desde antes de nacer
  • Haría que el pueblo se volviera a Dios
  • Tendría poder y espíritu como Elías
  • Guiador de desobedientes a Sabiduría
  • Prepararía el pueblo para que recibieran a Dios

Algo fácil la misión del pequeño Juan verdad. Sin duda era una tarea difícil; pero el Señor iba a estar con Juan desde que naciera. Ahora algo importante ¿Juan cumplió con su destino? ¿Sí o No?

Claro que sí miren: “Juan recorría toda la región del Jordán predicando el bautismo de arrepentimiento para el perdón de pecados… Yo solo los bautizo a ustedes con agua –les respondió Juan a todos–. Pero está por llegar uno más poderoso que yo, quien ni siquiera merezco desatarle la correa de las sandalias. Él los bautizará con el Espíritu Santo y con fuego.” (Lucas 3: 3, 16).

Sin duda, Juan cumplió con su destino tal como se le dijo a su padre Ezequías que lo haría.

Hace rato preguntaba si alguien conocía su destino. En los textos que leímos anteriormente nos dimos cuenta de que el destino de este niño se le dijo a su Padre. Ahora quiero hacerles una pregunta a sus papás.

¿Cuántos son papás aquí? Levanten la mano todos los papás. Hay varios. Haber papás (papás, no mamás), ¿Quién conoce el destino de su hijo? ¿Cuál fue el destino que se les dio a sus hijos? ¡Cómo que no lo conocen hermanos!

Bueno vamos a ver la historia del otro jovencito. ¿Alguien sabe quién es? La encontramos en Jueces 13:3– 5. Así es. Sansón es el otro jovencito del que recordaremos un poco en esta hora. Al igual que con Juan, Sansón fue escogido antes de que naciera. Y algo curioso. Tanto Elizabeth como la esposa de Manoa eran estériles.

De seguro están pensando ahora los papás a los que les pregunte hace rato si conocían el destino de sus hijos que sus esposas no eran estériles. O ¿Alguien era estéril y Dios le regaló un hijo? Verán, mi mamá tuvo algunos problemas. Ella, antes de que naciera yo, tuvo un embarazo ectópico. Perdió al niño y quedó débil. Un tiempo después nació un servidor, pero también hubo complicaciones.

Le comentaba a un hermano que a mí siempre me ha gustado ser puntual, les diré por qué: yo debí de haber nacido un 18 o 19 de agosto pero vine naciendo hasta el día 25 de agosto y fue por cesárea. El chiste es que el problema que había tenido antes mi mamá, y ahora yo que me retarde al nacer, le retiraron la mitad de su matriz y el doctor le dijo que ahora iba a ser muy difícil tener otro bebe, pero para Dios todo es posible y tengo una hermanita.

¿Cuál era el destino de Sansón?

  • No iba a tomar vino ni nada fermentado
  • No comería nada impuro
  • No se iba a cortar el cabello
  • Nazareo desde antes de nacer
  • Libraría a Israel de los Filisteos

Esa era la misión de Sansón. Un punto importante. La mamá de Sansón también se tenía que abstener de bebidas alcohólicas y de comida impura.