La gran bendicion.. Predicas Cristianas

La gran bendición

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico:  2 Reyes 13:14-19

Introducción

¿Qué tenemos que saber para recibir las bendiciones del Señor? ¿Qué tenían que saber los israelitas para conquistar la tierra? Dios les dijo: Te doy la tierra por posesión, pero allí vas a tener que derrotar a varios enemigos, mas no temas porque yo estoy contigo, cuando salgas a la guerra contra tus enemigos, si vieres caballos, carros y un pueblo más grande que tú, no tengas temor de ellos porque Jehová tu Dios está contigo, el cual te sacó de tierra de Egipto.

Esto era lo esencial que Dios quería que Israel supiera, y lo primero que les dijo fue: No temas. Y si te consideras un hijo de Dios, el Señor te dice: No temas de tu enemigo, aunque sea un pueblo más grande que tú, no tengas temor porque Él está contigo. Y cuando estés en batalla no desmaye tu corazón. Dios tiene una bendición preparada para ti.

No temas ni te desalientes porque Dios esta contigo, y Él peleará contra tus enemigos. Él Todopoderoso, o sea que por muy grande que sea nuestro enemigo, por muy poderoso que se presentara, Dios te dice que no temas. No temas porque yo tengo bendiciones preparadas para ti.

Batallar en el evangelio

Hermanos, pueden llevar 20 años de evangelio. Pueden que hayan batallado, orando, y guerreado, pero también puede que durante este tiempo hayan ido perdiendo la visión de que estaban en una lucha espiritual.

No es que hayan perdido la visión de Dios, sino que de pronto perdieron la visión de que en la vida hay una lucha contra el diablo. Y que por esto hay enemigos poderosos que se levantaban en contra nuestro. Que hay enemigos esperando que te canses, enemigos espirituales que esperan que te desalientes. Enemigos esperando robarse tu bendición. Es decir, las bendiciones que Dios desea entregarle a Su pueblo fiel.

Satanás siempre está esperando que nos desalentemos

Perder la visión de lucha, es haber incorporado poco a poco incredulidad en el corazón. Incredulidad que te lleva a dejar de creer que Satanás se levanta para derribarnos y destruirnos.

Satanás empieza poco a poco a desalentarte, a angustiarte, a entristecerte con una prueba. Yo no sé cuál será tu prueba. Tal vez tu problema no sean de salud. Pero tal vez tengas problemas familiares, económicos o tantas otras que simbolizan enemigos que se han juntado para hacerte la vida imposible.

David peleó en toda su vida

David peleó en toda su vida, y Dios le enseñó cómo pelear. Pues no peleó contra sangre y carne, sino por fe. Y  tampoco hoy “tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestesGálatas 6:12. Por lo que el Señor debe ser la roca de nuestro refugio y escudo para la guerra.

Somos llamados para la batalla de Dios, y eso es una gran bendición. Debido a que el que pelea esta batalla con oración, fe, obediencia y consagración es verdaderamente bienaventurado. Sus graneros serán llenos, sus ovejas se multiplicarán, y sus campos serán llenos para la cosecha. Tendremos paz aun viviendo en el mundo, con gente que sirve el dinero y placeres, pues la victoria y la gloria de Dios están garantizados por Él.

Resistid firmes en la fe

Cuando el Señor nos dice: “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe1 Pedro 5:8-9.

Resistir significa pararse en contra, oponerse, o contradecir. Es decir que todas las definiciones implican acción. Por consiguiente, la resistencia espiritual no es pasiva. Sino que la debemos hacer con oposición y en ataque.

Es por esto que “las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, y estando prontos para castigar toda desobediencia2 Corintios 10:4-6.

La iglesia es más defensiva que ofensiva

Lamentablemente, actualmente la resistencia de la iglesia es más defensiva que ofensiva. Pareciera que estamos preparados para recibir y resistir golpes, pero no tenemos capacidad de ataque para golpear al enemigo. Un enemigo que aunque está derrotado, sigue siendo un adversario astuto.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.