Toma conciencia de tus tesoros.. Predicas Cristianas

Toma conciencia de tus tesoros

Prédicas Cristianas

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico:  Isaías 45:2-7

Introducción

Vivimos en una época caracterizada por los permanentes mensajes comerciales que nos invitan a desear y anhelar lo que no tenemos. La publicidad  y el marketing utilizan  este principio para hacernos creer que todo lo que nos rodea nos dará placer, éxito y seguridad. ¿Pero esto será realmente cierto?

Podemos andar por la vida ambicionando determinados tesoros como dinero, poder, parejas, sexo, status social o tanto otros. Pero nos olvidamos con frecuencia de explorar aquellos “tesoros internos”, que poseemos pero no somos conscientes de que están allí.

Los tesoros en tu vida

Como cristiano. ¿Estás consciente de los tesoros que ya hay en tu vida, y que el Señor colocó dentro de ti? ¿O crees que los tesoros solamente están afuera de tu persona?

Pero lo mejor sería preguntarnos, ¿qué estamos haciendo para desenterrar el “oro” que hay en nosotros? O, ¿qué piensas hacer para acceder a ellos y convertirte en ese cristiano vital y abundante que el Señor desea que seas? 

Objetos valiosos

¿Cuántas veces hemos visto en las películas que la gente guarda objetos valiosos en una caja de seguridad? Por lo general, la gente busca guardar objetos personales de valor o documentos importantes que sería imposible reemplazar. Debido a que sabe que sólo el titular de la caja tiene acceso a ella, lo que brinda privacidad absoluta.

Sin embargo, ese tipo de cosas no se dan solamente en lo material. Hay cristianos que guardan sus tesoros en cajas de seguridad internas, a las cuales solamente tienen acceso sus titulares.

Por lo tanto esa actitud parece darles la tranquilidad de que tus pertenencias espirituales, recuerdos, y hechos que no van de la mano del Señor están bien resguardados.

En busca de los tesoros

Hoy, muchos saldrán a las calles desesperados porque quieren encontrar tesoros que los hagan ricos y seguros según su propia visión de la vida, y también serán muchos los que terminarán este día cansado, angustiado y desesperado porque no pudieron lograr esos tesoros.

Pero la promesa de Dios para nosotros hoy es: “Te daré los tesoros escondidos, y los secretos muy guardados”.

Pero el problema no es buscar los tesoros, sino saber dónde se encuentran los tesoros que Dios ha preparado para nuestra vida. Si te preguntaran, ¿Cuáles son tus tesoros? Tu considerarías, por ejemplo, que tu matrimonio y tus hijos son verdaderos tesoros, o no te has dado cuenta del regalo que Dios te entregó porque sólo sientes el cansancio que produce el trabajar para disfrutar con ellos.

Tesoros escondidos

Los tesoros escondidos que Dios nos promete hoy son los de Su Palabra y promesas. Debido a que podemos tener dinero, y no tener ningún tesoro. El verdadero tesoro es el del corazón, y cuando llenamos nuestro corazón de Su Palabra, entonces estamos atesorando para vida eterna.

Por eso nos dice: “No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan” Mateo 6:19-20. Ya que esos tesoros y esos secretos tienen un propósito, es para que sepamos que Él es el Señor.

Un tesoro de un precio incalculable

¿Sabías que dentro tuyo escondes un tesoro de un precio incalculable?. Si miras hacia adentro, descubrirás que las respuestas que tanto buscas en otros lugares, el Señor te los coloco adentro.

El problema de muchos cristianos es que hacen como el protagonista del libro El Alquimista. Quien emprendió un viaje para conquistar un tesoro. Y después de un tiempo viajando a tierras, costumbres, e idiomas desconocidos, y después de perderlo todo, pudo comprender que el tesoro que estaba buscando en otros lugares, se encontraba en el lugar donde vivía y que abandonó por ir en busca del supuesto tesoro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *