Evangelio de Hoy.. Tenemos que librarnos del “no”.. Mensajes Cristianos

¡La elección es tuya!!, Pero también la responsabilidad

Predicas Cristianas

El hombre se encuentra siempre frente a una opción en casa cosa que vaya a hacer, la elección la realiza en absoluta libertad ya que para esto le dotó Dios del libre albedrío.

Hoy puede que te encuentres frente a la gran decisión de tu vida, quizás la más importante que debas realizar en ella, debes optar por seguir a Cristo, consagrándote a Él y lograr su Salvación y vida eterna, o sigues como hasta ahora, seco por el pecado.

La decisión la tomas libertad, pero también debes asumir la responsabilidad que ella implica, sea con el Señor, o sea en el mundo.

Leamos la Palabra de Dios en Jeremías 17:1-5El pecado de Judá escrito está con cincel de hierro y con punta de diamante; esculpido está en la tabla de su corazón, y en los cuernos de sus altares, mientras sus hijos se acuerdan de sus altares y de sus imágenes de Asera, que están junto a los árboles frondosos y en los collados altos, sobre las montañas y sobre el campo…………………..”.

El pueblo de Israel, el pueblo escogido por Dios fue un pueblo rebelde; la rebeldía del hombre la vemos desde Adán, pero también vemos que el hombre puede hacer uso de su libre albedrío, el hombre puede hacer uso de su elección desde el principio, a pesar de que muchas veces empleamos nuestro atributo y cuando nos damos cuenta que nos hemos equivocado no queremos reconocerlo y buscamos a quien culpar.

Adán usó su elección, se equivocó al hacer caso a su mujer y comer del árbol de la ciencia del bien y del mal, pero lejos de reconocer su propio error culpó a Eva directamente, y con esta actitud estaba culpando al mismo Dios en forma indirecta, “La mujer que me diste por compañera me dio del árbolGénesis 3:12.

Leíamos en un principio que el pecado esta escrito con cincel de hierro y punta de diamante en el corazón del hombre puesto que el corazón del hombre natural es mas duro que el granito, y allí queda grabado hasta que son perdonados por el Señor, quien es el única capaz de borrar semejante marca.

Muchos creyentes tienen dudas o dificultades en cuanto a la elección para salvación y vida eterna pues no comprenden que los tienen, o no quieren reconocer los pecados que saben están en ellos y su condición de muerte espiritual que adquirió el hombre por causa de la caída de Adán.

No alcanzan quizás a comprender su propia condición pues al no asumir su estado de muerte en delitos y pecados, (Efesios 2:1). No alcanzan a visualizar la necesidad de elegir; si no fuera por la elección y por la gracia que la acompaña, nadie sería salvo.

Pero Cristo murió por todos y es nuestra responsabilidad alcanzar a todos con su evangelio para que así puedan ejercitar su elección y ser salvos, pues “La justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen en él. Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de DiosRomanos 3:22-23.

El pecado permanece si la entrega al Señor no es integral, la naturaleza humana es pecaminosa, “Mientras sus hijos se acuerdan de sus altares y de sus imágenes de Asera” (vs 2). La Palabra nos habla de la idolatría pues este pecado pasa de padres a hijos y así continúa gravado en el corazón.

Los hijos se acuerdan de los altares e imágenes y por ello esta en nosotros como padres el deber de ejercitar la elección de destruir definitivamente toda relación con la naturaleza caída para que las siguientes generaciones no recuerden nada de ésta.

Y cuando hablamos de idolatría no solo hablamos de los antecedentes católicos romanos que pudieran haber en la familia, sino que también estamos hablando de soberbia, orgullo y egocentrismo, puesto que allí estamos idolatrando nuestro propio ego.

Jehová exalta a los humildes, Y humilla a los impíos hasta la tierraSalmo 147:6, Salmo 10:4

También estamos hablando de codicia, avaricia y egoísmo, puesto que estamos adorando al dinero, “Porque el malo se jacta del deseo de su alma, Bendice al codicioso, y desprecia a JehováSalmo 10:3.

Estamos también hablando del alcoholismo, tabaquismo, drogadicción, etc, pues estamos dejando el lugar que solamente debe ocupar Dios para entregarlo a otra cosa.

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. Por tanto, amados míos, huid de la idolatría1 Corintios 10:13-14.

Cada uno tiene la opción por delante, si no reconoces tu vieja naturaleza y arrancas todo rastro de pecado en tu vida, tu heredad será entregada al pillaje, todo aquello que te ha entregado el Señor lo perderás pues el pecado produce una interrupción en la relación con Dios.

Si no arrancamos la idolatría de nuestras vidas nos veremos privados de disfrutar de la gracias de Dios y sus bendiciones; volveremos a ser esclavos del mundo, recuerda que el pueblo de Judá sufrió un castigo físico a través de setenta años durante el exilio babilónico.

Pero lo mas duro es el castigo espiritual pues este es eterno, es como un fuego que nunca se apaga, pero la ira de Dios ha sido satisfecha en el sacrificio de Cristo para todos aquellos que aman al Señor, para aquellos que tomaron acertadamente la opción y se han entregado completamente a Él.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.