Mensajes Cristianos.. Viviendo de glorias pasadas

La gloria de Dios es conocida

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas

Texto Biblico:Y cuando la reina de Sabá vio toda la sabiduría de Salomón, y la casa que había edificado, asimismo la comidad de su mesa, las habitaciones de sus oficiales, el estado y los vestidos de los que le servían, sus maestresalas, y sus holocaustos que ofrecían en la casa de Jehová, se quedó asombrada.” (1 Reyes 10:4-5)

Introducción

Dios había tenido comunicación ya con Salomón. David había muerto, un hombre conforme al corazón de Jehová. En el trono se queda su hijo, Salomón y Dios le visita. Dios había hecho una promesa a su siervo David, de que nunca faltaría rey en el trono de Israel. Solo debía esforzarse y ser muy valiente para hacer todo lo que Dios le mandara.

Dios visita a Salomón y confirma esa promesa que había hecho con David, solamente debe ser obediente y no apartarse de sus mandatos. Dios también le hace a Salomón una pregunta abierta, le pregunta qué quiere que le de. Es cuando Salomón pide sabiduría para gobernar al pueblo. Dios le concede la sabiduría que pidió y también le da riquezas.

Dios es bueno y da buenas cosas a sus hijos, solo pide obediencia. Obediencia a sus mandatos de todo corazón. Dios bendice en gran manera a Salomón y su fama recorrió la tierra.

1. Las promesas de Dios

Sabemos que cuando Dios promete algo, lo cumple. Dios prometió a Abraham que sería padre de naciones y lo cumplió. Aunque Abraham y su esposa eran ya viejos Dios les da el hijo de la promesa. Dios también le promete a Josué que entregaría las naciones de la tierra prometida en sus manos y Josué con el pueblo de Israel los derrotan. Dios es bueno.

a. Dios no es hombre para mentir (Números 23:19)

Cuando Dios da una palabra la cumple. Quizá cuando una persona nos hace una promesa podemos tener, dentro de nosotros, la duda si tal promesa será cumplida. Pues es común que las personas mientan. Además cualquier promesa tiene el factor tiempo dentro de cada una. Y solo Dios conoce cuál será nuestra situación o la de los demás en el futuro. Nosotros no sabemos si mañana dejaremos de vivir en esta tierra. 

Pero las promesas de Dios se cumplen, pues Él considera todas las cosas. Él sabe dónde estaremos mañana, sabe donde estarán todas las personas. Si Dios hace una promesa, a su tiempo la cumplirá y de eso podemos estar completamente seguros. Aunque las condiciones actuales no sean propicias para el cumplimiento de alguna promesa, si Dios dió la palabra, esta se cumplirá.

b. La palabra es verdad (Salmos 119:160)

En el libro de Génesis vemos cómo Dios formó las cosas que no son por medio de su palabra. La palabra de Dios es poder y podemos llamarla palabra de verdad. Nunca debemos dudar de la palabra de Dios pues ha salido de su boca.

Como vimos Dios no es hombre para mentir y al escuchar su palabra tenemos una promesa firme. Al escuchar a Dios a través de su palabra tenemos un contrato de Dios donde nos otorga ciertas bendiciones. Debemos tomar esa palabra y convertirla en una obra de Dios en su nombre. La palabra de Dios es verdad y eso que te ha prometido es ya una realidad.

2. Corre la voz de las obras de Dios (Hechos 19:15)

Dios le dio a Salomón mucha sabiduría. Sabemos que toda la sabiduría está con Dios y Él decide a quién darle. En santiago aprendemos que debemos pedir a Dios sabiduría y Él nos dará abundantemente. Salomón sabía esto, que Dios es el dador de la sabiduría y le pide para gobernar al pueblo. Con esta petición está reconociendo que sus fuerzas y sus medios son limitados pero si Dios le enseña podrá gobernar al pueblo.

Dios le concede la sabiduría que pidió. Poco a poco el pueblo se dio cuenta que la sabiduría que Salomón tenía no era normal a los hombres. Sabían que no había otro como él en la tierra. Y su fama se extendió, ya no solo su pueblo conocía de su sabiduría, sino que los reyes vecinos y lejanos comenzaron a escuchar acerca de Salomón.

En el libro de Hechos leemos como hasta los espíritus malos sabían acerca de Jesús y sus discípulos. Los apóstoles iban predicando el evangelio y Dios hacía milagros extraordinarios a través de ellos, pero ciertos personajes intentaron imitarlos. El espíritu malo los corrió e hirió, pues conocía a los discípulos de Jesús pero no conocía a tales imitadores.

Las obras de Dios son manifiestas, no pueden ser copiadas. Dios es creativo y sus obras son perfectas y no se comparan con nada. Aunque vengan imitadores de las obras de Dios, no podrán obtener la perfección y las maravillas que Dios puede hacer. Aunque nosotros mismos intentemos llegar a obtener algo por nuestros medios, sin la obra de Dios las cosas son imperfectas, temporales y defectuosas. pero con el Señor todas las cosas son benditas.

3. Los pueblos se maravillan (1 Reyes 10:24)

Muchos escucharon acerca de Salomón, de cómo Dios estaba con él en cada decisión que tomaba. Tanto que Dios lo convirtió en un excelente administrador y llegó a tener muchas riquezas, tanto como ningún hombre las ha tenido.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.