Dios y el dinero.. Predicas Cristianas

Dios y el dinero

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas

Texto Biblico:No te afanes por hacerte rico; Sé prudente, y desiste. ¿Has de poner tus ojos en las riquezas, siendo ningunas? Porque se harán alas como alas de águila, y volarán al cielo.” (Proverbios 23:4-5)

Introducción

El dinero es un tema motivo de muchos debates en la vida cristiana. Es una fuente de las bendiciones de Dios y por lo tanto una de áreas donde el enemigo ataca a los hijos de Dios para desviarlo del camino de la verdad. Por lo tanto es un tema que debemos aprender qué es lo que Dios manda en ello.

Dios quiere darnos toda clase de bendiciones incluso bendecirnos materialmente. Pero es importante estar atentos de no desviarnos y a causa de estas bendiciones llegue nuestro corazón a desviarse de los caminos del Señor.

La palabra de Dios nos enseña cómo debemos comportarnos con relación al dinero y bienes materiales. Estudiemos con atención su palabra para estar seguros que es la voluntad de Dios y actuemos conforme a estas enseñanzas que da la biblia.

1. Tener contentamiento (1 Timoteo 6:8-10)

1 de Timoteo 6:8 dice “Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contento con esto.) con esto aprendemos que Dios nos bendice con abrigo, Dios nos brinda el sustento y esto es suficiente para estar contentos. Debemos aprender a estar tranquilos y ser felices con lo que tenemos gracias al Señor. 

Dice su palabra que quienes buscan las riquezas caen en tentación. ¿Por qué? Porque desvían la mirada de Dios y se enfocan en su meta que es alcanzar las riquezas. Dios es dueño de todas las riquezas y el puede darnoslas sin ni siquiera buscarlas.

Como le pasó a Salomón, quien no pidio riqueza alguna pero Dios le dio mucho más que a cualquier hombre en la tierra. Dios puede bendecirnos con riquezas, pero no debe ser nunca nuestra prioridad, la prioridad es Dios y lo demás vendrá por añadidura.

El versículo más famoso acerca del dinero es el versículo diez de 1 de Timoteo 6, el cual dice que la raíz de todos los males es el amor al dinero. Aca podemos ver que no dice que el dinero es la raíz del mal, sino el amor que podamos tener al dinero.

Jesús también lo indico que no podemos servir a dos señores, o servimos a Dios o servimos al dinero. Nuevamente no es que el dinero sea malo, pero no podemos poner el cuidado o la obtención de riqueza antes que servir a Dios. Primero Dios, segundo la familia, tercero la iglesia, y en último lugar el dinero. 

a. No codiciar

Uno de los mandamientos que Dios le entregó a Moisés fue el de no codiciar. Muchas veces vemos como hay personas, incluso alejadas de Dios que tienen posesiones. Pero no debemos codiciar estas posesiones, pues es Dios el dueño de las riquezas y si tenemos a Dios en nuestro corazón lo tenemos todo y no debemos codiciar nada.

Las riquezas son efímeras, un día están y al siguiente pueden haber desaparecido. Como le pasó a Job que en un mismo día perdió las muchas posesiones que tenía. Pero en el caso de Job él no tenía su confianza en las riquezas sino en Dios, por eso a pesar de que perdió todo, siguió sirviendo. Esta es la manera en la que debemos conducirnos, tengamos mucho o poco, nuestra confianza debe ser Dios.

b. No compararse

Tampoco es saludable el compararse con ninguna persona, con relación a las posesiones y en todo caso. Esto debido a que esto produce estrés y no conlleva ningún beneficio para nadie. La biblia dice que tiempo y ocasión acontecen a todos, el tiempo de Dios para nosotros y avendrá.

2. No afanarse (Mateo 6:34)

Jesús nos invita a no afanarnos por el día de mañana. ¿Por qué vamos a gastar nuestras energías hoy por los problemas de mañana? Él dijo basta a cada día su propio mal. Entonces debo ocuparme hoy por los conflictos del día. 

Mañana será otro día y las bendiciones de Dios son nuevas cada mañana. Mañana ya tiene sus problemas, pero también bendiciones de Dios. Por lo tanto ocupémonos del día de hoy y vivamos un día la vez. No sabemos con certeza lo que pasará mañana, por lo tanto no nos afanemos por eso.

3. No poner la confianza en la riqueza (Proverbios 23:4-5)

Nuevamente el Señor nos recuerda en este pasaje que las riquezas son pasajeras. Por lo tanto no es prudente poner nuestra confianza en ellas. Dios es el único inamovible y que permanece para siempre. Por eso lo más prudente que podemos hacer en nuestra vida es poner toda nuestra confianza en Él.

Todo en esta vida pasará ¿por qué debemos basar nuestra felicidad en algo pasajero? las riquezas terminarán, la salud también puede fallar, pero Dios permanece para siempre. Y aquellos que confían en Él también permanecen. Permanecen felices y en paz a pesar de cualquier tribulación. Permanecen en victoria en todo momento.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.