Atrevete a cruzar el jordan.. Predicas Cristianas

Solo los valientes cruzarán ese Jordán

Predicas Cristianas

Solo los valientes cruzarán ese Jordán que tienen por delante, ese Jordán que les impide llegar a poseer la bendición que el Señor ha preparado para entregarles.

Lo harán quienes han sabido armarse y usar esas armas con presteza y seguridad. Pero además han entendido que deben ayudar a sus hermanos para que ellos también puedan alcanzar su propia bendición.

Texto Biblico: Josué 1:13-15Acordaos de la palabra que Moisés, siervo de Jehová, os mandó diciendo: Jehová vuestro Dios os ha dado reposo, y os ha dado esta tierra. Vuestras mujeres, vuestros niños y vuestros ganados que darán en la tierra que Moisés os ha dado de este lado del Jordán; mas vosotros, todos los valientes y fuertes, pasaréis armados delante de vuestros hermanos, y les ayudaréis, hasta tanto que Jehová haya dado reposo a vuestros hermanos como a vosotros, y que ellos también posean la tierra que Jehová vuestro Dios les da; y después volveréis vosotros a la tierra de vuestra herencia, la cual Moisés siervo de Jehová os ha dado, a este lado del Jordán hacia donde nace el sol; y entraréis en posesión de ella”.

Si bien este pasaje es muy antiguo, debemos recordar que también es de bendición para nosotros como cada palabra que proviene de Dios. Pues siempre esta vigente, ya que “Cielo y tierra pasarán, pero mis palabras no pasaránMateo 24:35.

En este momento que habla la Escritura, estaban a punto de cruzar el Jordán y quizás en el peor momento. Pues el río estaba en época de crecida. Es decir que el peligro se incrementaba en este caso, ya que el caudal no era el normal.

Cada uno de nosotros tenemos un Jordán por delante

En nosotros está la decisión de cruzarle a pesar de lo dificultoso que pueda resultar hacerlo. Cuando vemos las mega campañas evangelísticas o de sanidad, podríamos pensar que quienes asisten a ellas lo hacen con una decisión tomada. Y cuando la Palabra sea emitida, todos pasarán ese Jordán para recibir a Cristo en su corazón, o para recibir la sanidad divina que han ido a buscar en ella.

Esto mismo sucede en las campañas de pequeñas congregaciones, y para el Señor son tan importante una como otra. Pues al Señor no le interesa sin son miles los que han de escuchar la palabra o son simplemente un par de almas.

El Señor lo sabe como también nosotros debemos saber, que SOLO LOS VALIENTES CRUZARÁN. Los que han abierto su corazón a la verdad de Dios. Los que han creído que el Señor les entregará una tierra de bendición de la que disfrutarán junto a su descendencia.

Solo cruzarán ese río de dificultades quienes se toman de la mano de Cristo y están dispuestos a cumplir con todo cuanto Él les mande hacer, antes y después de haberlo cruzado.

Cuando llegamos junto a nuestro Jordán

Normalmente, al igual que el pueblo de Israel, cuando llegamos junto a nuestro Jordán es en el momento en que las condiciones son extremas, fuera de lo normal. Hay frente a cada uno un río impetuoso que pretende destruir nuestro matrimonio.

Quizás la falta de trabajo o la situación económica esta causando estragos en tu vida. O quizás sea la salud la que se esta destruyendo y con ella tu vida y tu familia. Puedes ahora decirle a quien esta a tu lado, o a tu familia: “Estoy frente a un Jordán embravecido por el demonio que me quiere destruir junto a mi familia, pero como soy un valiente, lo cruzaré y poseeré la bendición”.

La palabra de Dios tiene vida y poder

Debes saber que el Señor ya obró en tu vida aún cuando no te diste cuenta de ellos o no escucharas su llamado.

Yo deshice como una nube tus rebeliones, y como niebla tus pecados; vuélvete a mí, porque yo te redimíIsaías 44:22

Ahora es cuando debes establecer su Palabra en tu corazón y apoyar tu fe en el Todopoderoso. Jesús que te ayudará a cruzar ese río de dificultades que te quieren destruir. Porque «Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible” Marcos 9:23. Te has convertido en un valiente hijo de Dios dispuesto a alcanzar la bendición, sabiendo que “Todo lo puedo en Cristo que me fortaleceFilipenses 4:13.

Cuando llegamos al Señor en plena crisis, nuestra boca se abre fácilmente para prometer. En estas circunstancias es fácil decir: Señor, si me sanas te seguiré siempre. O, si restauras mi familia, nos congregaremos todos juntos para glorificarte. O, Señor, si me das un trabajo, siempre te entregaré tu parte.

Es fácil decirlo porque estamos frente a un río que nos destruye, y no tenemos nada que perder. Solo deseamos cruzarlo para alcanzar la bendición sin medir las palabras que salen de nuestra boca. El Señor, que conoce los corazones, nos dice:

  • Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes. Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplasEclesiastés 5:4-5.
  • Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla?” Lucas 14:28.

¿Qué deben seguir los israelitas al cruzar el Jordán?

Cuando llegaron al Jordán, las dos tribus y media que recibirían por heredad las tierras de este lado, hacia donde nace el sol. Podían decir que ya habían alcanzado su bendición, establecerse en ellas y considerar cumplida la promesa.

Esto es lo que sucede con los creyentes que llegan al Señor movidos por la necesidad y luego se olvidan de sus promesas y de la obra que hizo en ellos. Familias que son restauradas, milagros de sanidad, trabajos y prosperidad que viene del Señor. Y que luego de recibir la bendición no son considerados ni valorados como correspondería hacerlo. O por el contrario muchas veces se alejan del Señor sin importar la obra realizada por este.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.