El Evangelio de Hoy.. Predicas Cristianas

Entrando en mi mejor tiempo con Dios

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico: Efesios 1:15-23

Introducción

Hay un tremendo potencial que tu llevas dentro, y eso tiene que soportar la prueba del tiempo. Digo esto porque tú necesitas saber que tu vida es una maratón. Necesitas retener el tiempo, no soltarlo, ni malgastarlo. Que no se te escape, el tiempo es a veces un filtro para los que no tienen una agresiva tenacidad para los cambios. Dios tomara tu vida y le dará un final extraordinario.

1. Yo me transformo en lo que contemplo

Todos nosotros siempre tomamos un modelo a seguir. Lo que nos rodea nos influye en la manera de ser y de actuar. Por eso debes siempre levantar la mirada y observar los mayores ejemplos. La biblia dice: «Mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.» (2 Corintios 3:18)

Aquello en lo cual pongo mi atención y mi tiempo, es lo que determina el tipo de vida que llevo. Las personas, las actividades y los pensamientos que llenan mi ser, es lo que producen lo que soy y hacia dónde voy. Contemplar es observar detenidamente, meditar, analizar, visualizar. Lo que contemplo es lo que capta mi atención, y por efecto lo que nos llena, afecta e influye.

Jesús nos dejó un modelo a seguir, un estilo de vida que es el que Dios quiere. La Biblia está llena de buenos y malos ejemplos. A cada uno nos rodean ejemplos y no solo amigos, familiares o conocidos, sino personas que son reconocidas y destacadas, que también pueden ser una gran influencia. Pero de todos ellos solo debemos retener lo bueno, y desechar lo malo.

Piensa en que ocupas tu tiempo, en que personas o cosas dedicas tu mente a funcionar. ¿Te pusiste a pensar quiénes son tus modelos a seguir, cuales son los resultados a los que quieres llegar? Todo aquello que contemples es en lo que te transformarás. Por eso la Biblia dice, puesta nuestra mirada en Jesús el autor y consumador de la Fe. Un día me di cuenta que hay muchos modelos a seguir, referentes, pero a Jesús nadie lo puede superar.

Jesús venció todo y es Rey de Reyes y Señor de Señores. Por lo tanto, si lo contemplo a El seré un ganador y más que vencedor en todo lo que haga. Si contemplo al más grande de los ganadores, llegaré a ser semejante a Él. El apóstol Pablo dijo: «Sean imitadores de mí, así como yo de Cristo.» (1 Corintios 11:1). Está bien tomar de ejemplo a personas las cuales lograron cosas que nosotros queremos lograr y recibir, pero quién encabeza nuestra lista para imitar, es el Señor.

La verdad es como dice la Biblia: «El que anda con sabios, sabio será.» (Proverbios 13:20). Todo nos afecta. Lo que nos rodea nos influye en la manera de ser y de actuar. Por eso debes siempre levantar la mirada y observar los mayores ejemplos, a quienes lograron las mejores cosas, para emprender y triunfar. S te la pasas el día mirando farándula y chusmerío, no habrá muchas esperanzas de éxito en tu vida.

Si inviertes demasiado tiempo en ver problemas y defectos ajenos habrás perdido, para nunca más volver a recuperar, una invalorable cantidad de tiempo que te ha llenado de desperdicio. Si queremos hacer algo fuera de lo común, tendremos que invertir nuestro tiempo y atención, de forma fuera de lo común en aquello que queremos lograr.

Hay cosas que debemos resignar, hay cosas que debemos modificar si queremos ver un cambio. Alcanzar una meta o recibir un milagro de Dios, requiere desarrollar la Fe y tenacidad necesaria hasta lograrlo o recibirlo. Dios te creo con una gran capacidad para bendecir a muchos, para triunfar, para prosperar y vivir en salud y victoria total.

Si tienes problemas económicos mira como Dios proveyó milagrosamente. Mira los consejos de proverbios en cuanto al trabajo y la administración. Absorbe y recibe todo conocimiento que tenga que ver con esta área, tu entorno tiene la capacidad de aplastarte o de inspirarte a ir por más.

Los malos ejemplos nos sirven para decir: Así no quiero estar, y los grandes deseos de nuestro corazón llegarán cuando los creamos e invirtamos nuestro tiempo y atención para lograrlo. La Biblia nos da una respuesta para cada necesidad. En ella está la esencia de las respuestas divinas, de la sabiduría de lo alto, del consejo de Dios.

Nuestra mente y alma fueron hechas para que sean llenas de todo lo bueno para que nos aferremos a las cosas trascendentes y bellas de la vida, no para malgastar pensando en lo que no conviene. Todo lo que inviertas en cosas valiosas y en cosas de Dios hoy, es una semilla para cosechar en tu futuro, mañana.

2. Debes tener claridad en tu visión

No permitas que la distracción nuble tu visión, porque llenaras tu vida de oscuridad. Esa oscuridad es la que turba tu corazón y te lleva a perder el tiempo. Dios quebrará el velo espiritual que te ha sido puesto, a causa de tu ignorancia. Ignorancia no es falta de preparación o ser inculto, ignorancia es desconocer cuales son las promesas de Dios sobre mi vida. Este velo toma tu visión, y te presenta una imagen de la vida totalmente equivocada.

Haciéndote creer que lo que estás viviendo, lo que estás viendo, es lo que te sucederá, o donde terminaras tu vida. Dios te entregara Claridad en tu Visión, para que puedas ver que las cosas terminaran siendo como Él las dijo y no como nuestro razonamiento cree que sucederá. Dice Lucas 11:34 (NVI), «Tus ojos son la lámpara de tu cuerpo. Si tu visión es clara, todo tu ser disfrutará de la luz; pero si está nublada, todo tu ser estará en la oscuridad.«

Asegúrate de que la luz que crees tener no sea oscuridad. Por tanto, si todo tu ser disfruta de la luz, sin que ninguna parte quede en la oscuridad, estarás completamente iluminado, como cuando una lámpara te alumbra con su luz. Esta palabra muestra la importancia de tener nuestros ojos en el lugar correcto, en el destino determinado por Dios, en la necesidad de buscar a Dios para que pueda darte Claridad hacia dónde vas.

Dios, en la gran mayoría de los casos, te habla al principio de tu final, para mostrarte dónde vas a terminar. Pero se va a guardar como llevarte hasta ahí, porque justamente eso es, lo que desarrollará la visión, la madurez, y el sentido de propósito en mí. Mire algunos principios para tener claridad en tu visión

1° Entender el poder que tiene la visión: Tus ojos son la lámpara de tu cuerpo, esto quiere decir, que tanto lo que ves en lo natural, como en lo espiritual, afectará para bien o para mal tu cuerpo. Aprenda esto: Entiendo que el cambio de mi óptica, puede darme vida o matarme. La gente que quiere terminar con su vida es porque no puede ver más allá de lo que está viviendo.

Es por esto que cuando uno viene a Dios, Él por medio de una palabra, por medio de milagros, por medio de un toque del Espíritu Santo, busca cambiar tu visión. En otras palabras, cuando sales de una reunión, sales con nuevas fuerzas. Pero en realidad no son nuevas fuerzas físicas, sino un cambio de visión. Cuando Dios cambia tu visión derrotista, por una visión donde puedes ver una pequeña luz a lo lejos, eso devuelve la esperanza y da fuerzas al cuerpo.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.