Predicas Cristianas - La lengua ¿Edifica o contamina?

¿Edifica o contamina?

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas

Prédica de Hoy: La lengua – ¿Edifica o contamina?

Predicas Cristianas Texto Bíblico:  «La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos.» Proverbios 18:21

Anuncios

Introducción

El cuerpo humano fue creado con muchísimas capacidades. Podemos adaptarnos a diversos ambientes, comer gran variedad de alimentos. Ver con gran precisión a través de la mejor cámara del mundo, me refiero a nuestros ojos. Sin duda alguna no existe otro ser vivo capaz de igualar nuestros atributos y falta mucho para que los robots tomen nuestro lugar.

Sin embargo, lo que más puede impactar de los hombres es la capacidad de pensar. Tenemos el don de procesar información en enormes cantidades, escoger mediante la interpretación y empezar a construir o destruir según nuestro criterio. Esto lo hacemos mediante dos poderosas herramientas, la mente y la lengua.

Hoy estaremos hablando acerca de la lengua, su impacto para comunicarnos y el poder que tiene para edificar o colapsar vidas, nuestras vidas y el mundo entero.

La lengua

Físicamente hablando, la lengua tiene funciones muy específicas. Es la encargada del sentido del gusto. Es decir, lo que entendemos como sabor, proviene de la captación otorgada por este importante miembro. También controla la emisión de sonidos, naturalmente nos referimos a la voz.

Anuncios

En la palabra y en la sociedad la lengua cumple un rol muy importante. D hecho, se le menciona a menudo por ambos grupos. Es común escuchar expresiones como “tiene la lengua larga, se le fue la lengua, se le comieron la lengua los ratones”. Este miembro es bastante popular.

Sonara gracioso, pero podemos utilizar estos términos para explicar cómo se interpretan algunos malos usos de la lengua según el foco de la sociedad, para ellos les diré que:

Tener la lengua larga identifica a una persona que habla mucho, tiene facilidad para hablar por horas sin que se detenga la fábrica de ideas o palabras. En la mayoría de los casos hace comentarios desagradables que no son bien recibidos por los que le rodean.

Cuando a una persona se le va la lengua es porque hablo cosas que en su mayoría son privadas o eran un secreto que podría ocasionar algún problema para un tercero. Tomando atribución de manejar ciertos mensajes que no le competen.

Si una persona es constantemente consultada o interrogada y no expresa ninguna respuesta al respecto se considera que su lengua fue comida por un ratón. Este silencio no se identifica como madurez. Puede haber intenciones ocultas que limiten los comentarios de este individuo.

Anuncios

¿La lengua edifica?

La mayoría de las personas tiene dificultad para interpretar el poder de las palabras. Esto sumado a la rapidez con la que el mundo se rige notaremos como muchos hablan muy fácilmente sin utilizar ningún tipo de filtro. Lo que puede terminar en expresiones dañinas, expresiones feas, dañar a otros o chismear.

Nosotros como creyentes adquirimos un filtro llamado Espíritu Santo. Si, ese mismo Espíritu que nos bendice y nos llena cuando aceptamos a Jesús en nuestra vida. Sin embargo, es necesario examinarnos constantemente antes de emitir algún sonido. Es vital que nos hagamos una interrogante antes de hablar, sobre si lo que diremos ¿Edifica o contamina?

Tagged