Inicio / Reflexiones / No es lo que crees que haces, sino lo que haces

No es lo que crees que haces, sino lo que haces

EVANGELIO DEL DÍA. REFLEXIONES CRISTIANAS

Comer bailar y reir; hay un versículo favorito de muchos cristianos cuando son confrontados por otros en su manera de actuar. Dicen “Tú no eres Dios, por lo tanto no me puedes juzgar”. Para ello se basan en Lucas 6:37, Mateo 7:1 o Romanos 2:1.

Muchos dicen que mientras no estén haciéndole daño a nadie, pueden proceder como quieran. ¿De qué daño hablan? Casi siempre un daño físico, porque es el más visible, evidente e inmediato. ¿Acaso hay otro tipo de daño, menos inmediato pero igual de tóxico? La Biblia dice que sí.

Si leemos el pasaje en 1ª Corintios 8, se subtitula “Lo sacrificado a los ídolos”. Aquí habla de dos tipos de cristiano. El que tiene conocimiento de las escrituras sobre esta comida sacrificada a los ídolos y otro hermano débil en la fe, con poco conocimiento.

Pablo

El escritor de esta carta, Pablo, habla sobre el proceder del cristiano con más conocimiento en el versículo 10 de este capítulo: “Porque si alguno te ve a ti, que tienes conocimiento, sentado a la mesa en un lugar de ídolos, la conciencia de aquel que es débil, ¿no será estimulada a comer de lo sacrificado a los ídolos?” y luego advierte las consecuencias que puede traer sus acciones en los hermanos más débiles en los versículos 11 y 12: “Y por el conocimiento tuyo, se perderá el hermano débil por quien Cristo murió. De esta manera, pues, pecando contra los hermanos e hiriendo su débil conciencia, contra Cristo pecáis”.

Anuncios 1

Esto puede ser un daño quizás no inmediato, ni físico, ni evidente. No debemos comportarnos de tal y cual manera porque veamos resultados negativos en nuestra forma de actuar, sino sencillamente porque tal y cual cosa son o no correctas. Dios observa todas las acciones, tanto del hermano más firme como del menos firme en la fe.

Hay muchos cristianos que olvidan el pasaje anterior cuando participan en las fiestas realizadas en honor a cualquier deidad en su comunidad, ya sean católicas, druidas, budistas o de cualquier religión conocida.

Comer bailar y reir – Festivales

Muchos asisten a estos festivales a deleitarse, a beber, comer, bailar y reir. Dicen que no le están haciendo daño a nadie y por lo tanto está bien lo que hacen. Tienen razón, de cierto modo. Beber, comer, bailar y reir no hace ningún daño físico a nadie. Pero sí le hace un daño espiritual porque debemos ser ejemplo al nuevo en la fe, y también al incrédulo.

El nuevo creyente cristiano casi siempre es el hermano más débil en la fe en una congregación. Está empezando. Es como un niño en cuanto al conocimiento bíblico. Hay hermanos que no están tan nuevos en cuanto al período de tiempo en el evangelio, sin embargo, continúan siendo débiles.

Comer bailar y reir – Peligro

Es peligroso, a nivel espiritual, que un cristiano que se precie de tener conocimiento bíblico y años de experiencia en el cristianismo, sea partícipe de celebraciones religiosas que veneran a algo distinto al Dios de los cielos. ¿Por qué es peligroso? Porque puede hacer tropezar y hacer caer de la fe a aquel hermano que lo observa o que es testigo de su proceder.

Anuncios 2

Es fácil deslastrarse de esa responsabilidad que asigna Dios a los hermanos con más conocimiento. Si por mi causa un hermano se desvía en la fe, es fácil echarle la culpa por ser débil, y pensar que yo estoy bien. Pero no deja de ser un acto irresponsable y como ya vimos en el pasaje de 1ª de Corintios, Dios no solo observa nuestras intenciones y pensamientos, sino también nuestras acciones.

Es una costumbre muy antigua dedicar los alimentos a las deidades locales. Se puede hacer incluso a distancia, como hacen los musulmanes actuales. Ellos cuando van a sacrificar un animal, sus parámetros religiosos les indican que deben hacerlo mirando hacia La Meca y efectuar un rezo ofreciendo al animal a su dios falso Alá.

Cristiano maduro

Si yo como cristiano maduro, no participo activamente en los alimentos y en la bebida de una determinada fiesta pagana que se está llevando a cabo en mi localidad, pero realizo en mi casa lo mismo, igual estoy honrando esa deidad secretamente, y eso también es aborrecible ante Dios. Si consumo esa comida sólo en la época en que esa fiesta pagana está teniendo lugar, también estoy siendo partícipe de los actos dedicados a una deidad distinta de Dios.

En todo ritual pagano moderno es fácil participar, ya que va sutil y astutamente vestido de tradición local, y además se le da un valor cultural. Hay que tener discernimiento del Espíritu Santo para esto. Es casi imposible encontrar una tradición actual cuyo origen no sea pagano. Toda aquella tradición que se oponga al conocimiento bíblico, tanto del A.T. como del N.T., es abominable para Dios, y Dios es un Dios celoso, recordemos Colosenses 3:17 “Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.”

Participar en práctica pagana – comer bailar y reir

¿Puede un cristiano, teniendo conocimiento del por qué y para qué de esa práctica pagana, participar de la misma dando gracias a Dios Padre por medio del Señor Jesucristo por lo que está haciendo? Si es un cristiano verdadero temeroso de Dios y cuyo conocimiento ha sido transformado por el Espíritu Santo, es improbable que lo haga.

Anuncios 3

Continuando con nuestra reflexión del evangelio de hoy, es preciso advertir que muchos cristianos conocedores de la palabra de Dios quieren ser juzgados no por lo que hacen, sino lo que ellos creen que hacen.

Es decir, si las intenciones son buenas, no puede haber malas acciones. Por eso, hay cristianos que continúan manteniendo una vela encendida en una repisa elevada, delante del retrato de un familiar fallecido a quien amaban mucho. Ellos se convencen de que esto no ofende a Dios. Se convencen de que tal acto, aparentemente inocente, no es una adoración, ni veneración, ni se está honrando a ese familiar fallecido.

Dios no sólo es estricto en cuanto al pensamiento

Dios no está de acuerdo con eso. Él no sólo es estricto en cuanto al pensamiento, sino también en cuanto a las acciones. En Éxodo 20:5 y Deuteronomio 5:9 nos advierte que Dios no admite que nos inclinemos delante de ninguna imagen fabricada por nuestras manos. Un retrato es algo fabricado por un ser humano. Una fotografía es una imagen tomada por un aparato cuya tecnología permitió plasmar los rasgos de esa persona sobre un papel especial.

Tan sólo con renovar una vela para que se mantenga encendida junto a ese retrato situado en un emplazamiento prominente, estamos honrando a la persona de la imagen, para que el difunto otorgue supuestamente una protección o guía sobre el hogar.

Al hacer eso, con lo que hacemos, y no con lo que creemos que hacemos, le estamos quitando el lugar que le corresponde a Dios sobre nuestras vidas y nuestro hogar. Sustituimos la autoridad, protección y guía del Dios invisible por un objeto visible, corruptible, perecedero como nos indica en Romanos 1:23a “y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible (…)”

Dios fue muy tajante con Israel en el A.T., continuamente les advirtió que no participaran de las actividades paganas de aquellas naciones que conquistaban: Deuteronomio 18:12 “Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti.”

Cristiano que conoces la palabra de Dios

No es lo que crees que haces, es lo que en efecto haces. Ciertamente, Dios juzgará a aquellos que se desvían de la fe por observarte haciendo cosas que son ofensivas a Dios. Pero también te juzgará a ti, por hacerlas y por haber hecho caer a otros. Los detalles son más importantes de lo que creemos. Recuerda que eres ejemplo a seguir, tu responsabilidad es doble.

© Reenier Gonzalo Prado. Todos los derechos reservados.

Anuncios 1

ElEvangelioDeHoy.Com… Reflexiones Cristianas

Acerca Reenier Gonzalo Prado

Avatar
Amante de la palabra de Dios y nuestro Señor Jesucristo. Mi pasión es redactar mensajes cristianos para evangelizar a las naciones.

Revise

Relxiones Cristianas.. Creer en Dios es un absurdo

Creer en Dios es un absurdo

Reflexiones Cristianas... En el Evangelio de Hoy, vamos a explorar el sentido de la creencia absurda en Dios.