Inicio / Reflexiones / Ganando al mundo y perdiendo su alma

Ganando al mundo y perdiendo su alma

Reflexiones Cristianas

UN VISTAZO AL SUICIDIO EN EL LIDERAZGO CRISTIANO – PARTE 1

Evangelio de Hoy.. Reflexiones Cristianas: Mateo 16:26

«Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?«

Una hija de un pastor muy reconocido en su comunidad, a quien llamaremos Karina, era pilar de la Iglesia, un ejemplo a seguir en todo. Pasó por un divorcio muy penoso, su esposo (un pastor de jóvenes) le fue infiel con una de las jóvenes de la congregación. Karina tuvo que volver a casa de sus padres, su iglesia donde la admiraban tanto y la habían despedido por todo lo alto.

Para Karina fue duro, fue lo más vergonzoso y fuerte, porque le habían enseñado que los verdaderos cristianos no se pueden equivocar, los verdaderos creyentes no sufre divorcios (eso solo les pasa a los que andan en la carne).

Anuncios 1

Para Karina fue fuerte volver, pero como ella fue enseñada a siempre estar de pie, a no darse por vencido, rendirse o sentarse a llorar su dolor para ella no era una opción.

Pasaron los años y Karina seguía aparentemente inmune a la catástrofe que había ocurrido en su vida. Ella seguía enseñando, predicando, aconsejando, como si nada hubiese pasado, Karina había decidido ignorar su dolor por poner la necesidad de otros primero. Todo parecía bien hasta que un día Karina simplemente no pudo más y sufrió un ataque de pánico tan violento que la llevo al borde del suicidio.

Allí estaba Karina, confusa y dudando la veracidad del evangelio debido a todo lo que le había pasado.

“¿Cómo es posible, yo que he dedicado mi vida a tu servicio, y aun cuando mi corazón sufría, decidí ignorar mi dolor y atender a otro… como es esto posible?” – Reclamaba Karina

Ella simplemente no podía creer que estuvo tan cerca de perderse para siempre en el infierno por culpa de un duelo no resuelto.

Si, Karina era una verdadera hija de Dios y tenía una buena rutina de oración, ayuno y búsqueda de Dios. ¿Entonces que le paso a Karina?

Anuncios 2

A ella se le olvidó que era humana y pensó que al esconderse detrás de sus plataformas, y su trabajo su dolor sería milagrosamente borrado y así sería el final de su historia de terror. Ella no había tomado un tiempo adecuado para asimilar su tragedia, llorar, buscar ayuda apropiada, y ser restaurada adecuadamente.

Creo que Karina sintió en ese momento lo que el apóstol Pablo expresó en Romanos 7:24 «¡Miserable de mi! ¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?«

Ella había sido enseñada como los hombres dictan que los cristianos y líderes deben ser. Aquellos que formulan leyes basándose parcialmente en la biblia y parcialmente en sus propias deducciones.

Se nos enseña a veces que debes olvidar tu lado humano, aquel lado que llora, que se enoja, que se alegra, que tiene antojos y necesita descanso, para dedicar el 110% a tu tarea en la viña del Señor. Si así fuera la voluntad de Dios, ¿por qué no enviar ángeles del cielo y ellos cumplirían con esta tarea a cabalidad, no crees?

Cuando Dios llamo a hombres del vulgo, a cobradores de impuestos, ladrones, prostitutas…etc. ¿Tú crees que los llamo por su perfección? ¡No! los llamo para perfeccionarlos “hasta el día de su venida” y principalmente les llamo por su humanidad, por su habilidad de conectar con otros de igual necesidad y eso incluye su lado no tan santo.

Anuncios 3

Todo lo que quiero decir es lo siguiente:

De ninguna manera estoy a favor de un evangelio acomodado y disimulado, por el contrario, se necesita de gente comprometida para tan grande labor, PERO.

No te dejes engañar y no caigas en la vil mentira de Satanás, porque el creer que debes renunciar a tus propias necesidades humanas (no de la carne, sino humanas) es un error y muy grave.

La principal meta de Dios no es solamente usarte para traer almas a Él, la meta es que tú también te salves. ¿De qué te sirve ganar al mundo para Cristo y al final tú te pierdes por recargarte demasiado y hacer un trabajo que en realidad Dios no te mando?

La vitalidad del evangelio consiste en recibir perdón, en ser restaurados y levantados. Pero para que eso pase debemos estar abajo, desalentados, tristes y decaídos. Aprende a ser humano, aprende a necesitar y recibir perdón, aprende a descansar en el Señor.

© Hilda Hernández. Todos los derechos reservados.

Evangelio de Hoy… Reflexiones Cristianas

Acerca Hilda Hernandez

Hilda Hernandez

Revise

Evangelio de Hoy.. La gran comision

La gran comision

Evangelio de Hoy.. Abre los ojos, edúcate en la palabra y sus mandamientos. La gran comisión sigue vigente y en pie. Hermanos que saben y reconocen porqué..