Reflexiones Cristianas.. La tentación y el pecado

La tentación y el pecado

Reflexiones Cristianas

Reflexiones Cristianas

Reflexiones Cristianas.. Cita Biblica: Mateo 26: 41

Muchas veces nos hemos sentido acosados por los llamados deseos de superación de una sociedad que brilla y que nos sonríe permanentemente. Entonces, te invitamos a pensar ¿Cuál es esa superación que propone esta sociedad? ¿Por qué insiste incesante en mostrarnos los beneficios de este mundo?

Por doquier, se ven anuncios para que comprar, consumir y derrochar, la carne es llamada por esta sociedad para ser parte de este juego de sombras en el que eres vendido a la fornicación, el adulterio, la drogadicción y la corrupción.

Entonces, debes recordar que Jesús nos dice: «Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.«

Y ¿qué significa esto? En primer lugar debemos estar atentos a nosotros, a nuestras acciones y a nuestros deseos, procurar que nuestro corazón se mantenga fuerte y sano, que nuestro espíritu procure la verdad a la que Dios nos da acceso a través de la biblia y especialmente de los evangelios, que es donde Jesús nos enseña lo esencial de la vida buena.

Y para poder seguir ese camino, uno debe tener orden y dirección, debe reflexionar, pensarse profunda y continuamente, la oración es el medio de reflexión en comunión con el Padre, en ella alcanzamos la verdad sobre nosotros mismos, nos libra del miedo, nos centra en nuestro camino y alivia la cólera, un hombre o una mujer que oran continuamente encontraran el camino correcto en la oscuridad que plantea el mundo.

Cómo resistir a la tentación

Y todo esto es lo que nos permite resistir a la tentación. Mientras el mundo nos ofrece sensualidad, debemos cultivar amor, porque amor es lo verdadero, lo que salva.

Así cuando el mundo ofrece riqueza por medios diferentes al trabajo, debemos pensar y recordar que nuestro trabajo nos llena de poder, salud y paz, el dinero traído por la tentación corrompe y destruye, esclaviza, la libertad debe ser nuestro camino a Jesús, pues en libertad Dios nos creó.

Y esto nos da cuenta que es el amor la forma de resistir todo lo malo, pues en los momentos de mayor oscuridad es cuando la tentación aparece, valiéndose de nuestras necesidades para prometer cosas del mundo, que dañan tu espíritu, pero tu carne no debe responder a ese llamado, tu carne debe estar preparada, porque un espíritu fuerte puede salvar la carne de la tentación y el signo por excelencia de un espíritu fuerte es el amor.

La bondad es la muestra más elevada de inteligencia, el amor al prójimo nos protege, nos impulsa, Jesús hace un llamado para la comunión con nuestros hermanos, porque somos todos hijos de Dios, y si nos protegemos unos a los otros, no hay nada que pueda rompernos ni doblegarnos, nada nos tentará fuera de nuestro camino.

Edificar en el espíritu y fortalecer el cuerpo

Nuestro espíritu está atento a la verdad y aunque nuestra carne sea débil podemos, podemos fortalecerla en el espíritu. Si un día caíste en tentación, no temas, Jesús es misericordioso, él perdona tus pecados si te arrepientes de corazón.

El arrepentimiento es un paso en la transformación de una persona, pero hay otros pasos a seguir, al arrepentimiento debe seguir un fortalecimiento de carne para que no ceda a las tentaciones y edificar en tu espíritu la belleza más profunda que es el amor, y en su forma más general, el amor a la vida.

Amando a tu prójimo y procurando estar próximo a quienes te aman a ti, por que es bueno saber que eres amado, amando tu trabajo y que este trabajo te llene, pues el trabajo debe ser el alimento del cuerpo y del espíritu, procura siempre alimentar bien a ambos con tu trabajo, y amándote a ti mismo, respetando tu salud, tus límites y llenándote de luz en tu camino.

© Reenier Gonzalo Prado. Todos los derechos reservados.

El Evangelio de Hoy… Reflexiones Cristianas